Por Ahí Viene el Cannabis: Colombia y México

[ad_1]

Como muchos de nuestros lectores sabrán, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votará este mes para despenalizar la marihuana en todo el país. De prosperar ciertas iniciativas legislativas en Colombia y México, las contrapartes de la Cámara en estas dos importantes economías latinoamericanas podrían seguir sus pasos.

En Colombia, los representantes Juan Carlos Losada y Juan Fernando Reyes (ambos del Partido Liberal, representando a Bogotá y el Valle del Cauca respectivamente) han presentado un proyecto de ley que permitiría el consumo recreativo de cannabis. De acuerdo al vigente artículo 49 de la Constitución colombiana, «el porte y el consumo de sustancias estupefacientes o sicotrópicas está prohibido, salvo prescripción médica». La propuesta de Losada y Reyes modificaría el artículo 49 para excluir el cannabis de sus prohibiciones.

Los proponentes del proyecto no van de puntillas al hablar del cannabis, como hacen incluso muchos políticos estadounidenses que favorecen la legalización. Según Losada, el cannabis «no es una droga peligrosa», citando a la Organización Mundial de la Salud. En cambio, incluso el gobernador del estado de Washington, Jay Inslee (quien «obtuvo las mejores calificaciones» de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de Marihuana (NORML, por sus siglas en ingles), enfatiza la necesidad de «hablar con los niños sobre por qué la marihuana no es segura».

Losada y Reyes esgrimen una serie de argumentos a favor de la legalización. Uno de ellos es el económico, señalando que los posibles ingresos fiscales provenientes de la venta de cannabis podrían ayudar a contrarrestar el impacto negativo de la pandemia de COVID-19 sobre la economía colombiana. Además de rentas adicionales, el presupuesto del país se beneficiaría de los ahorros en las actividades policiales relacionadas con el cannabis. También señalan que un mercado legal para el cannabis le negaría ganancias a los sindicatos criminales, una consideración que probablemente resuene entre muchos colombianos, dadas las sangrientas luchas del país con los cárteles de la droga. Además, la legalización facilitaría la investigación científica. Los proponentes del proyecto también destacan la baza para la autonomía individual que implicaría extenderle a los colombianos adultos el derecho a decidir respecto al cannabis.

Mientras tanto, en México, Ricardo Monreal, líder de la delegación al Senado del oficialista MORENA anunció que la legislación sobre cannabis era «una de las prioridades» de su grupo una vez que se reanuden las sesiones legislativas. Sus declaraciones se produjeron luego de que su colega de bancada Jesusa Rodríguez ingresara una planta de cannabis al hemiciclo del Senado. La planta fue un regalo de integrantes del Movimiento Cannábico Mexicano quienes participan en una sentada indefinida en los predios del Senado a favor de la legislación del cannabis. Según Monreal, estamos probablemente ante la primera instancia de una visita al Senado por parte de una planta de cannabis.

Continuaremos informando sobre los desarrollos del cannabis en México y Colombia, ambos países en los cuales Harris Bricken cuenta con una presencia (ver aquí y aquí).

[ad_2]

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *